No hay radio sin audiencia: conociendo a los oyentes de la era digital


julio lagos en mdpJulio Lagos es uno de los periodistas más prestigiosos de la radiofonía argentina de las últimas décadas. De sus tantos logros periodísticos, profesionales y humanos vale destacar dos a los fines de esta nota: su espíritu innovador que acercó la tecnología a la radio y los años que lo unieron a Mar del Plata, donde residió y puso al aire numerosas propuestas radiales con su impronta creativa al servicio de la audiencia.

En 1997, “La mañana de Julio Lagos” fue el primer programa de radio de la Argentina emitido en vivo y en directo a través de Internet. Ese sería el primer desafío tecnológico al que el entrañable conductor haría frente, marcando el camino para las emisiones radiales hasta el día de hoy.

En 1999, Lagos sorprendió a la audiencia de FM Aspen al colocar una cámara en el estudio de radio para visualizar la transmisión en tiempo real. Otro hito impensable para la radio, que más que desnaturalizarla la acercó a una audiencia revolucionada, profundamente afectada por el advenimiento contundente de la tecnología.

Ya en 2005, Julio Lagos lanzó la “Cadena Radiolagos”, integrada por catorce emisoras de todo el país. Las transmisiones vía Internet y podcasting permitían ser reproducidas infinidad de veces en cualquier momento y lugar, o a través de dispositivos de mp3.

redes sociales y la radioCuando las redes sociales ya eran todo un hecho en nuestra vida, Lagos propone desde su espacio en Radio El Mundo la participación activa de la audiencia en el “show radiofónico” facilitada por estos nuevos canales de comunicación. Facebook, Twitter y mensajes de voz fueron adoptados como nuevas vías de participación e interacción con los oyentes. Hoy la explicación de esta “dinámica 2.0” en el sistema de medios resulta redundante, pero allá por el 2011 las posibilidades recién estaban siendo exploradas. Y allí estaba Julio Lagos, a cargo de la experiencia que una vez más le dio la razón.

Su espíritu aventurero y visionario se plasma en su libro “Corazón de radio: manual para los nuevos profesionales” (Corregidor, 2010), donde ahonda en consejos prácticos para resignificar el rol de la radio en la era digital y devolverle el esplendor perdido. ¿La clave? Idear un programa de radio desde el genuino deseo de conocer y vincularse con la audiencia. Algunos ejes para reflexionar sobre los oyentes de hoy, a decir de Julio Lagos:

  • “El desafío mayor es crear nuevos oyentes. Ahí está la mayor gloria: hacer que alguien empiece a escuchar la radio. Esto significa crear vínculos novedosos, explorar otros grupos de edad y de intereses, intentar distintos acercamientos, correr el riesgo de iniciar un camino que quizás debamos desandar”. La investigación de mercado es un paso ineludible para conocer en profundidad al segmento y potencial audiencia, y diseñar los contenidos en función de sus características. Hoy la novedad, la creatividad y la innovación están altamente influidos por el factor tecnológico, pero no los condiciona. En cada época ha habido desafíos y se han superado con o sin disponibilidad técnica. El verdadero reto es asumir la realidad y adaptarse a ella.
  • “(…) Otra parte de la audiencia crecía a través de un nuevo mecanismo, paralelo a la emisión clásica”. Esta realidad realza el rol de las radios y transmisiones online, que no son menos que la radio tradicional. En todos los casos se trata de audiencias que se complementan o compiten en las mediciones. Como sea, son los oyentes los que apuntalan la consolidación y reestructuración del medio radiofónico dentro del complejo sistema de medios.
  • “Nuestros oyentes escuchan, entre otras cosas. Pero además leen, escriben, sacan fotos. Es decir, han “horizontalizado” la comunicación, en un incontenible proceso de democratización que los ha convertido en emisores”. Las nuevas aptitudes y habilidades de la audiencia, consecuencia indiscutida de las nuevas tecnologías, no debe suponer una amenaza para quienes hacen radio. El oyente se ha convertido en una fuente, en un productor y facilitador de noticias, de nuevas historias. Siempre han tenido voz, pero hoy se hacen escuchar con mayor claridad, expresando sus opiniones y preferencias a través de múltiples canales.
  • “Internet marca un punto de inflexión en esta actividad. La radio se escuchaba hasta el lugar que llegaba la propagación de la onda y solamente en el momento de la emisión. Desde que apareció Internet tenemos oyentes en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento del día. Hoy llegamos a todas partes, y las distancias se reducen a un simple click”. El advenimiento de Internet y el continuo avance técnico y tecnológico supuso beneficios para todo el sistema de medios, la radio incluida. La cuestión es si los gestores y trabajadores del medio se atreven a trabajar para transformar las potencialidades en oportunidades concretas. Como todo cambio, la mutación supone riesgos y conlleva temores. ¿Y si la radio pierde su esencia? La tecnología no desnaturaliza, sino que potencia: las “radios híbridas” del presente incluyen cámaras, sitios web, chats o foros de discusión, emisión en streaming o podcasting, sin que por ello el medio radiofónico pierda su valor, su esencia, su razón de ser.
  • “La radio es un medio abierto, libre, espontáneo y democrático”. Es un medio atractivo para la audiencia porque permite canalizar sus ansias de expresarse, siendo pionero en esta apertura que hoy imitan las publicaciones online.

Otra ventaja de la radio tiene que ver con su carácter “fidelizante”: aún hoy cuenta con “público cautivo”; generaciones de “inmigrantes digitales” que conocieron la radio en su apogeo y la añoran. Esa audiencia, sea grande o pequeña, aporta a la radio lo que Julio Lagos apela a recuperar, mantener y ensalzar: la confianza y la credibilidad de los oyentes.

Weaddit_radio_redes_sociales_internet_en_la_ondaPor último, en muchas ciudades del interior del país -Mar del Plata incluida– la penetración de la radio es significativa en relación con otros medios, como las producciones televisivas locales o los portales web. Distintas emisoras de FM y AM tienen una historia fuerte ligada a lo comunitario, brindando cobertura a las informaciones locales que estrechan su cercanía con los residentes/oyentes.

En síntesis: queremos afirmar con Julio Lagos que la audiencia está por sobre toda cuestión política, publicitaria o comercial; esta debe ser la premisa para la radio del presente y del futuro. Cada oyente es un voto de confianza y un motivo de existencia de la radio y sus trabajadores, por lo que deben aspirar a algo simple y complejo a la vez: a no traicionarlos, a no decepcionarlos. Citando una vez más a Julio Lagos: “La transmisión es sagrada. Como dijo el Diego de la pelota, la transmisión no se mancha. La transmisión es nuestra conexión con los oyentes. Finalmente, la transmisión es la gente. Y con eso no se joroba”.

Anuncios

3 thoughts on “No hay radio sin audiencia: conociendo a los oyentes de la era digital

  1. Hola, Juliana. He elegido tu blog, junto con otros nueve, para el “Versatile Blogger Award” porque disfruto leyéndolo y porque creo que merece la pena divulgarlo, aunque sea a escala pequeñita.

    En este enlace tienes mi nominación:
    http://7callemelancolia.wordpress.com/2014/06/02/mas-premios-para-el-blog/

    PD Se trata de unos premios en cadena que tienen por objeto reconocer blogs amigos y recomendarlos a otros. “Por el poder que me concede ser un ilustre nominado, te declaro eximido/a de continuar la cadena del premio si no deseas hacerlo” :-P. Solo quería dejar constancia de que tu blog es uno de mis preferidos de la blogósfera y rendirle tributo. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s