Estoy sin móvil pero no inmóvil


ANTENASApenas arribé a España, hace casi seis meses atrás (pfff, cómo pasa el tiempo) una de las principales cuestiones a resolver era el móvil: tenía que contratar una de las tantas empresas de telefonía para no quedar aislada e incomunicada. Las mínimas señales de vida que me reclamaban desde Argentina, a la vez que la posibilidad de chatear en tiempo real sin importar los miles de kilómetros, resultaron situaciones fáciles de capear gracias a un insulso telefonito y al bendito Whatsapp. En definitiva, cumplí más pronto que tarde con aquel mandato y por ocho euros mensuales tuve un número español que apenas llegué a aprenderme y que pocas veces me puso al habla con alguien. El móvil vivió en silencio al punto que de que olvidé por completo cómo sonaba el ringtone que tenía configurado. ¿Mensajes de texto tradicionales? Solo con quien estaba tecnológicamente imposibilitado de wasapear. ¿Para qué contraté la línea española entonces? Básicamente para tener Internet ilimitado, algunos días más veloz que otros (el 3G deja bastante que desear en ciudades tan grandes como hiperconectadas) pero que me permitiera dar rienda suelta a las redes sociales y la mensajería de punta en todo el mundo.

yoigo-1millon2

YOIGO, mi compañía en España

Al volver a Argentina no me dejé seducir tan fácil ni tan rápido por la supuesta necesidad de tener celular, que es más que un imperativo social que fisiológico. Aprovechando la abstinencia de llamadas y SMS’s que arrastro hace meses y que me ha impactado positivamente, decidí hacer la experiencia de no tener celular por unos días. Los concibo como un descanso y un desafío: hace años que tengo uno u otro modelo de celular, cada vez más multifacéticos y embebidos a mi rutina. Y no es solo mi caso, sino el de una grandísima parte de mi entorno y de las sociedades actuales en general. El uso invariable del celular es un precepto social y prescindir de él no supone un peligro para la especie, por lo que el reto es, más que a vivir sin él, a arreglármelas tan bien como lo hacía con él, con su ayuda.

Aunque tal vez sea bastante lógica la respuesta (la tecnología bien usada optimiza nuestras vidas), no quise dejar de hacer mi experiencia. Ya llevo diez días sin celular y me quedan otros cinco. Serán dos semanas con la humilde ayuda del viejo teléfono fijo (o público, o de un locutorio eventualmente) y con el amigo Whatsapp sí y solo sí estoy en casa con Wifi. Es decir, mis potenciales interlocutores no tienen novedades mías desde el momento en que pongo un pie fuera, y para asegurarse de que llegué bien no tienen muchas alternativas: deben comprobarlo con sus propios ojos.

Serán (están siendo) unos días un tanto osados, arriesgados (inclusive para mi seguridad) pero posibles de sobrellevar. No creo poder vivir por siempre así pero lo que pierdo en comunicación lo gano en tranquilidad. La tecnología es tan buena como esos momentos de desconexión, a más absoluta mejor. Dos caras de la vida diaria: quien lo probó lo sabe.

Anuncios

5 thoughts on “Estoy sin móvil pero no inmóvil

    • Chicos! Qué bueno tenerlos por aquí! La verdad que estuvo buenísimo, (auto)demostré que se puede aunque más no sea por un tiempo corto… sería bueno “practicar” en momentos que son para disfrutar otras cosas: amigos, un paisaje, un momento de soledad.
      En otro orden de cosas, me encantan sus periplos y relatos, sigan disfrutando! Si algún día voy pal norte seguiré sus consejos. Abrazo!

      • Espectacular. Hay un “juego” para cuando uno sale con amigos a comer o tomar algo: dejar todos los celulares arriba de la mesa y el que primero agarra el suyo para ver algo, paga la cuenta! Está buena la idea ajajaj. De una, el día que viajes por el norte argentino, Bolivia, Perú, Ecuador o Colombia (estamos por cruzar la frontera en un par de días) nos podés pedir toda la info que quieras. Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s