La (in)salubridad


Una experiencia que me contaron:

“Fui a darme la vacuna antigripal gratuita en el Centro de Salud (la “salita municipal”) que me corresponde por mi domicilio. Las instalaciones son bastante modernas, el problema es la falta de limpieza. Suciedad, moscas, mal olor. Te atienden por orden de llegada. Pero aunque haya poca gente, sabés que la espera es inevitable. Los médicos y enfermeras parecen atrincherados, hasta que después de varios golpes enérgicos  a la puerta (y cada vez más violentos), salen todos en patota y se dignan a trabajar. La atención es mala, más allá de la infraestructura y la espera, porque el trato humano roza la indiferencia y el aburrimiento. Encima del tiempo que perdés, te hablan con una distancia que te dan ganas de irte cuanto antes. No sé si será así sólo en los lugares públicos, o si es cierto eso de que los médicos se creen una especie aparte”.

Salud pública. Desidia. ¿Falta presupuesto o voluntad?. Incultura, acultura  o no-cultura del trabajo, como prefieran. Aires de superioridad por status social. Desprecio.

Problemas políticos, sociales, culturales para los cuales urgen soluciones. Cambios de concepción, de mentalidad, voluntad individual y colectiva.

I say a little pray for you

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s